Q ue las grandes personalidades del deporte generen conciencia es un punto extra en la reeducación que los ciudadanos deben aplicar de cara al temido coronavirus. Lo hizo Lionel Messi a través de un posteo en sus redes sociales y, ayer, fue el turno de Javier Zanetti, quien está en cuarentena en Milán, Italia, uno de los países más golpeados por la enfermedad.

"Lamentablemente llegó este virus. Después de China, somos el país con más contagios. Hoy superamos los 23.000, con casi 2000 muertos. Gracias a Dios, estoy en un lugar donde la sanidad es muy buena. Los médicos están haciendo un trabajo enorme", explicó el Pupi en un video que le envió al grupo de veteranos de Talleres de Remedios de Escalada, club en el que inició su carrera como futbolista. "Es verdad que el virus quizá te agarra en manera leve, que con dos días de fiebre se te va, una simple gripe. Pero, si te ataca las vías respiratorias, puede ser mortal. Por eso, hace falta respiración artificial. Hay que tomar conciencia. Acá, el gobierno decretó cuarentena por dos semanas. Nadie sale a la calle. Estamos todos adentro con la familia. El ciudadano tomó conciencia, porque está en juego la salud", agregó el dirigente de Inter.

Como no podía ser de otra manera, Zanetti se mostró preocupado por lo que pueda pasar en nuestro país y dio sus recomendaciones: "De corazón, espero que en Argentina no llegue como llegó acá, que llegue mucho más leve. Es mucho mejor prevenir. Ojalá el gobierno en Argentina tome las medidas de suspender todo: las clases, el fútbol, porque lo que hay en juego es la salud. Y con la salud, muchachos, no se jode". "Cuídense ustedes, cuiden a la familia, hagan este esfuerzo, espero que en julio nos estemos viendo y disfrutando un partido de fútbol. Los quiero mucho", finalizó.