Frente a la rebaja de salarios en la Premier, que llegaría al 50%, la Asociación de Futbolistas Profesionales solicitó una reunión con los dirigentes de la Primera y Segunda División del fútbol inglés para discutir el tema.