Un vecino denunció haber escuchado a un policía decir con desprecio: "Dejalos ahí. Se meten en la droga y no se la aguantan", sobre el doble crimen de los cuñados Andrés Pizarro y Brian Soto en Rosario. Los vecinos escucharon entre 10 y 12 disparos. Pizarro recibió tres y Soto, nueve. "El que más tiros recibió agonizó un largo rato. Daba mucha pena, porque se quejaba y nadie hacía nada. La policía no dejaba que nadie se acercara", recordó otra vecina. El fiscal de Homicidios Gastón Avila descartó la hipótesis del robo. "Las dos víctimas tenían sus pertenencias, celulares y billeteras. Incluso su moto quedó en el lugar", dijo y agregó: "Podría decirse que sí (hubo ejecución). Los fueron a buscar para dispararles, sobre todo por la cantidad de balazos". En la zona no hay cámaras de videovigilancia. Los vecinos indicaron que el auto en el que se movía el sicario ya había sido visto el jueves por la tarde. Otros confiaron que el auto a las 5 de la mañana ya estaba estacionado a metros del pasillo donde vivían Pizarro y Soto, como haciendo guardia.

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos