E l habitual espacio de reflexión y conciencia que implica cada Pascua se ve afectado por la cuarentena obligatoria ante el avance del coronavirus. Sin embargo, creyentes, representantes de la Iglesia Católica y principalmente quienes impulsan diversas acciones solidarias redoblan sus esfuerzos, como Cristo lo hizo, argumentan ellos, para que el verdadero mensaje de esta celebración, el cual radica en compartir y manifestar un sacrificio por el prójimo, continúe expandiéndose más allá del encierro.

"No hay celebraciones comunitarias, como pasa en toda religión. Lo que se está haciendo es digitalmente, nos enviamos materiales para que las familias puedan celebrar en sus casas", señaló a "Crónica" el padre Paco. El cura de la parroquia Mamá Antula, del barrio Eva Perón, en la localidad bonaerense de Libertad, reconoció que "a mí mucho no me gusta hacer la misa de Pascua mediante una transmisión, sin el pueblo, porque es una celebración comunitaria del pueblo del Dios".

Por su parte, Heber Ramírez, devoto cristiano, recibe con beneplácito que la tecnología sea el medio por el cual pueda disfrutar la jornada junto a sus seres queridos. Al respecto, Heber consideró que "vamos a pasar la Santa Cena a través del Facebook Live para festejar el amor de Cristo, quien dio su vida por el pecado de la humanidad. Es algo terrible porque hoy hay un virus que ataca toda la humanidad, cuando Dios lo hizo para salvarnos, y ahora más que nunca lo necesitamos a él".

No obstante, Rolando Toñanes, creador de la Copa de Leche Los Patitos, de la localidad bonaerense de Ezeiza, saldrá de su domicilio durante la mañana de hoy para repartir casa por casa las donaciones recibidas. El hombre solidario no dudó en reflejar que "estoy muy contento y emocionado porque parecía que no íbamos a lograr que muchos nenes del barrio pudieran pasar unas felices pascuas y apareció Karina, quien preparó 70 huevos de chocolate", los cuales serán acompañados por un paquete de galletitas para cada hogar. En referencia a ello, Rolando dejó en claro que "me genera una gran satisfacción para mí y mi familia, compartir estos acontecimientos con los niños nos hace sentir mejores como seres humanos".

En la misma línea, Sandro, fundador del comedor Los Pequeños Pasos, en la localidad bonaerense de Virrey del Pino, de La Matanza, mueve cielo y tierra y así conseguir la mercadería que necesita para abastecer a 320 personas, y entregar roscas y caramelos a los más chiquitos de su zona. Por esta razón, el mentor de la entidad benéfica expresó que "es una Semana Santa triste por lo que está pasando, en cuanto a la pandemia y a las necesidades. Pero es ahí donde nos sentimos felices por ayudar, porque la idea es pasarla lo mejor posible a través de la solidaridad, y por eso me rompo la cabeza pensando en dónde buscar colaboraciones". Justamente este énfasis de Sandro en abocarse a asistir a los que menos tienen es la esencia de la Pascua para el padre Paco, quien afirmó que "nuestra solidaridad no se tiene que quedar en casa, porque como dice el papa Francisco nadie puede salvarse sol. Por eso, todo el que pueda compartir que lo haga, ayudando a los mayores en sus compras, donando dinero, o con cualquier tipo de colaboración que tenga a su alcance". Por su parte, Rolando consideró que esta celebración significa "la esperanza por la resurrección y por una nueva forma de vida representada en el regreso de Cristo y que hoy debe reflejarse mediante la solidaridad".

Mucho para agradecer

En el caso de Yamila Schwarzkopf y de su esposo Leonardo, esta celebración de las Pascuas es especial, a pesar de las dificultades económicas que han golpeado notablemente el ingreso familiar. Será la primera que compartirán con su hijo Uriel, a quien adoptaron después de tres años de trámites y que reside desde el 21 de octubre junto a ellos y Nicole, la hija del matrimonio. En cada domingo de resurrección, la pareja despertaba a la niña con una canastita y una serie de adivinanzas para que encontrara los huevos de pascua repartidos por la vivienda. No obstante, debido a sus inactividades laborales, no cuentan con los recursos suficientes para repetir dicha tradición en la primera Pascua con Uriel. Por lo tanto, Yamila, quien atraviesa su octavo mes de embarazo, dejó en claro que "tenemos la idea de hacer algo simbólico al menos para que los chicos puedan festejar este día, que nosotros siempre celebramos porque Dios dio la vida por nosotros. Por eso, tengo pensado hervir huevos y pintarlos de negro, para que vean que incluso en tiempos difíciles se puede disfrutar". El testimonio de la madre de familia da cuenta de cómo superar una instancia de extrema urgencia, poniendo énfasis en la alegría de festejar no sólo esta jornada sino también la llegada de su segundo hijo y el arribo inminente de un tercero, con el tesoro más preciado que radica en la unión familiar.

Ver más productos

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Homenaje a los trabajadores de la salud

Homenaje a los trabajadores de la salud

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Ver más productos