Por: Francisco Nutti

Producción periodística: Florencia Golender

En plena crisis y con un aumento tarifario acumulado del 1.200% en tres años y medio, una precaria pero efectiva modalidad ha crecido notablemente en los hogares del área metropolitana: los medidores prepagos de luz que funcionan con un sistema similar al de la tarjeta SUBE de transporte. Según datos recabados por "Crónica", las instalaciones se acrecentaron 35% desde diciembre de 2018 y aumentan a ritmo de 10.000 por semana. Hay lista de espera y el motivo principal es económico ya que con $549 de carga promedio es posible cubrir 30 días de energía eléctrica, una suma muy diferente a la de los medidores comunes.

La falta de recursos de una población que ya no sabe dónde ajustarse ha popularizado a través del boca en boca este sistema distribuido sólo por la empresa Edenor, que permite a todos los usuarios del Gran Buenos Aires comprar la cantidad requerida de Kilowatt-hora en el hogar, es decir, la energía que van a utilizar.

En diálogo con este medio, Eduardo Mirabelli, vocero de la compañía, explicó: "El medidor inteligente, como lo llamamos, es para clientes residenciales (no comerciales, por ejemplo) y su instalación es sin costo alguno".

De acuerdo con datos brindados por Edenor, los municipios sobre los que más ha avanzado este sistema son: La Matanza, Merlo, Moreno y Malvinas Argentinas, entre otros y en ese orden.

"Somos varios los vecinos que poco a poco comenzamos a utilizar este servicio porque no nos queda otra. Es esto o nada", aseguró a "Crónica" Rosa Beatriz Tejeda, de Villa Tesei, Hurlingham, donde comparte su casa de dos ambientes con su hija Mariela. Ambas no logran comprender "cómo puede ser que hace dos meses llegó una factura bimestral por medidor común de $28.000 pesos ($14.000 por mes) y ahora con el prepago alcanza con una carga de $500 aproximadamente para el mes entero".

"Tengo un televisor que lo prendo de noche, cuatro lamparitas y un lavarropas que utilizo no más de una vez por semana. El uso que les doy a mis electrodomésticos es medio. Uso lo mismo que antes pero prendo un poco menos la tele. Entonces, es inexplicable lo que me cobraban antes en comparación con lo que abono ahora", reflexionó la mujer e indicó que "no mucha gente puede acceder a este servicio de luz prepaga ya que la demanda por estos artefactos es cada vez más grande".

Respecto del consumo, desde Edenor explicaron que "el 95% de los clientes dice que están muy conformes en nuestras encuestas y el 54% de ellos manifiestan que aprendieron a gastar menos".

Es que el nuevo servicio no sólo permite hacer un control de carga "al día" sino que también tiene una tarifa diferente a la del tradicional. El costo social, según explican consultoras expertas en el área energética (ver recuadro), es que se pierde el derecho a un servicio público.

"Es una medida sumamente inclusiva que no tiene nada de estigmatizante. Por eso invitamos a gente que está colgada de la luz a ingresar al sistema", dijo Eduardo Mirabelli, vocero de Edenor.

No hace mucho tiempo, el 31 de diciembre del 2018, había unos 140.000 de estos medidores de Edenor en funcionamiento. Pero ahora esa cifra ha aumentado enormemente. Hoy ya hay 185.000 en actividad. El valor promedio de cada carga es de $186 y los usuarios realizan un promedio de tres cargas al mes. "La idea de la empresa es que en poco tiempo comience a funcionar en Capital Federal", agregó Mirabelli.

Por su parte, desde Edesur, que aún no presta el servicio, su vocera María Alejandra Martínez explicó que: "el prepago nos parece un modelo de negocio interesante, que estamos explorando con otras tecnologías e iniciativas para facilitar la normalización del servicio eléctrico en áreas carenciadas".

Pero este sistema, instalado en los barrios más pobres, no es nuevo. Las primeras pruebas piloto, que incumplían la regulación y legalidad de ese entonces, comenzaron en el año 2002.

Cómo obtenerlo

Para acceder a esta opción, el usuario deberá pedir la instalación de un dispositivo, llamado Medidores Integrados de Energía (MIDE), en el cual podrá monitorear la energía que utiliza. Para eso, se le otorgará un código, necesario para la recarga. Cuando la cantidad habilitada se agote, se termina el suministro de energía.

Según usuarios consultados, "sirve para medir los gastos, para tener el consumo controlado, el dispositivo te dice cuánto queda y cuanto se recargó. Pero si te descuidaste, cuando se agota se apaga y tenés que volver a las velas".

Una vez con el dispositivo en la vivienda, la pantalla mostrará una luz verde; cuando se transforme en amarillo o rojo, será momento de hacer una nueva recarga. Para renovarlo, habrá que acercarse a pagar en uno de los 600 puestos habilitados en la provincia o por diferentes aplicaciones vía Internet.

Algunas de las que funcionan para realizar estas recargas son: Edenor Digital, Pago 24 y Kiosco virtual, que se pueden bajar desde Google Play o Apple Store. En este aspecto, las dos primeras solo aceptan los pagos con tarjeta de crédito, la segunda también permite hacerlo con débito.

Según el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), el medidor prepago empezará a operar con un crédito inicial gratuito equivalente a 150 kilowatts (kWh) y con un saldo adicional y anticipado de 150 kWh que luego la prestataria descontará de la primera compra que realice. Si el usuario ya contaba con la tarifa social, podrá seguir pagando un precio más accesible.

Fuentes oficiales han indicado que el gasto promedio de una vivienda familiar consume aproximadamente 10,5 kWh cada dos días bajo el sistema prepago. Como el kWh oscila entre $3,123 y $3,896 para los usuarios residenciales (R1 y R2), el gasto mensual tiende a ser entre $500 y $600.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a los santos Mauricio, Exuperio, Cándido.

La Iglesia recuerda a los santos Mauricio, Exuperio, Cándido

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

El 28 comenzará la campaña "Si se puede" en Barrancas de Belgrano.

Marcha del #SíSePuede, la maratón proselitista de Mauricio Macri

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos