H oy se conmemora el Día Mundial de la Endometriosis, una enfermedad hormonodependiente que suele traer graves problemas a las mujeres, sobre todo a aquellas que tienen el anhelo de ser madres. Sin embargo, hay historias de vida que indican que a pesar de tener este problema, existen mujeres que lograron el objetivo de tener un hijo.

Uno de esos casos es Paz, quien convivió por años con esta enfermedad y tras más de 10 operaciones en distintos momentos, hoy es una feliz madre de dos hijos (Bruno, de 10, y Ciro, de 5). La mujer, oriunda de la provincia de Santa Fe, le dijo a "Crónica" que "siempre tuve endometriosis y todo comenzó con períodos de mucho sangrado, mucho dolor y cuando el doctor me hizo estudios de sangre y ecografía, salió que tenía esta enfermedad. A mi primer hijo lo empecé a buscar cinco años antes de lograrlo, porque en ese momento tuve una operación grande y tuve que esperar tiempo por una medicación que me tuvieron que dar. Me costó mucho tenerlo, de hecho me operaron seis veces antes de tenerlo, y tras la última vez que me intervinieron, hice el tratamiento (por inseminación) y quedé embarazada de Bruno a los dos o tres meses".

Sin embargo, la felicidad de ser madre otra vez se vio "oscurecida" por la reaparición de la endometriosis en su vida: "La enfermedad existe y puede volver a aparecer, después de tener a mi primer hijo, me operaron varias veces más y recuerdo que cuando volví a quedar embarazada, tenía pequeños focos de endometriosis. Mi médico me preguntó qué quería hacer, porque a esa altura había hecho cinco tratamientos de alta complejidad (para buscar a su segundo hijo), como tres ICSI y dos transferencias de embriones congelados. Cuando el médico me consultó por los focos, le dije que iba a esperar, me hice la transferencia y al subir al avión para ir a España, donde mi marido se iba a un master por dos meses, me enteré de que los resultados dieron negativos".

Paz agregó que "al otro día de enterarme de la noticia me vino el período y ahí es como que me relajé e hice mi vida en España. Volvemos a los dos meses y cuando voy a la nutricionista, me dijo que estaba bajando de peso despacio pero que me crecía la panza. Me preguntó cuándo era la última vez que había menstruado y como soy colgada no recordaba mucho, por eso, me fui rápido a la clínica a hacerme los análisis y estaba embarazada. Se dio de manera natural y creo que un poco se dio porque no pensaba tanto y otro porque como a una le preparan como una bomba hormonal cuando se somete a un tratamiento, algún residuo de medicación pudo haberme quedado adentro".

En la actualidad y con la felicidad a cuestas, Paz finalizó diciendo que "nunca tuve una sensación de tristeza cuando no se daba, porque siempre creí que en algún momento se iba a dar. Me mentalizaba para arrancar de nuevo y seguía adelante".

Ver más productos

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Ver más productos