E mpezó una nueva etapa -la más larga- del aislamiento social, preventivo y obligatorio. Con ella, miles de trabajadores volvieron a sus puestos, ya que el DNU les dio licencia a los bancos, talleres, reparación de neumáticos y artículos de librería. El transporte público, en tanto, funciona con su frecuencia habitual.

En cuanto a la actividad bancaria, la atención al público será "exclusivamente con sistema de turnos", pudiendo el Banco Central de la República Argentina "ampliar o restringir días y horarios de atención", y con sentido de "grupos exclusivos o prioritarios de personas a ser atendida". En relación a los bancos, desde la Asociación Bancaria hicieron hincapié en la necesidad de mantener las sucursales limpias y de respetar la distancia de al menos dos metros entre las personas.

A partir de ayer también se habilitó el funcionamiento de talleres para mantenimiento y reparación de automotores, motocicletas y bicicletas, exclusivamente para transporte público, vehículos de las fuerzas de seguridad y fuerzas armadas, vehículos afectados a las prestaciones de salud o al personal con autorización para circular, conforme la normativa vigente.

Del mismo modo, el reinicio de la actividad se extendió al rubro de venta de repuestos, partes y piezas para automotores, motocicletas y bicicletas "únicamente bajo la modalidad de entrega puerta a puerta" y "en ningún caso podrán realizar atención al público".

También a la fabricación de neumáticos; venta y reparación de los mismos exclusivamente para transporte público, vehículos de las fuerzas de seguridad y fuerzas armadas, vehículos afectados a las prestaciones de salud o al personal con autorización para circular, conforme la normativa vigente.

En tanto, en relación a la venta de artículos de librería e insumos informáticos, la norma del Ejecutivo establece que podrán operar "exclusivamente bajo la modalidad de entrega a domicilio" y "en ningún caso se podrá realizar atención al público".

Más transporte público

El regreso al ámbito laboral fue acompañado de la mano con mayor frecuencia en el trasporte público. En esa línea, estaciones de trenes y metrobus amanecieron con pintadas de huellas para respetar la distancia al hacer la fila. "En 500 puntos con gran afluencia de pasajeros del transporte público hemos demarcado en el piso la distancia social (un metro y medio) que debe mantener la gente en las paradas a la espera de colectivos y subtes", indicó el secretario de Transporte y Obras Públicas, Juan José Méndez .

Asimismo, desde la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) que conduce Juan Carlos Schmid respaldaron la iniciativa oficial de que todos los usuarios del transporte público deban utilizar barbijo, como medida de prevención frente al coronavirus.