Los barbijos caseros, según el Ministerio, deben tener varias capas de tela; tiene que ajustarse a la cara; son de uso individual; y debe poder lavarse y reutilizarse.