Julio De Vido, el ex ministro de Planificación Federal detenido con prisión domiciliaria, pidió que una Comisión Bicameral "revise y analice" cada uno de los procesos en los que intervino (el fallecido juez federal Claudio) Bonadio.

Según el dirigente kirchnerista, "los tres poderes del Estado tienen que intervenir y analizar" las causas que "se armaron en contra" suya, del ex vicepresidente Amado Boudou y de la líder de la organización Túpac Amaru, Milagro Sala. "El Poder Ejecutivo tiene que buscar una salida a esta situación, que es absolutamente injusta", dijo en declaraciones a A24.

Consultado sobre si se considera un detenido arbitrario o un preso político, respondió: "Somos presos políticos. El castellano es un idioma muy preciso. La construcción gramatical que tiene la lengua es demasiado importante como para ningunearla diciendo que somos presos arbitrarios".

"Arbitrario es otra cosa, es un fallo de un árbitro en un partido de fútbol equivocado. Arbitrario es una persona que a lo mejor tiene un incidente vial, lastima o mata a una persona sin querer, y a lo mejor lo detienen arbitrariamente porque salió sin la intención de matar", ejemplificó.