Un joven de 27 años que ingresó al país desde Brasil y que violó el aislamiento obligatorio, fue demorado varias horas ayer en la Plaza Miserere, y la Justicia dispuso su traslado a su casa de la localidad bonaerense de Mercedes para que cumpla con la cuarentena, donde será custodiado por la policía.

El operativo fue realizado por personal de la Policía de la Ciudad, por orden del Ministerio Público Fiscal (MPF) porteño, y el joven permaneció varias horas aislado, debajo de un árbol y con un mameluco blanco que le dio personal de emergencia sanitaria, hasta que fue trasladado.

Fuentes policiales y judiciales aseguraron que el joven estuvo en Brasil e ingresó a la Argentina por Puerto Iguazú el 17 de marzo y llegó en micro a la Capital Federal, por lo que quedó retenido en un operativo sanitario. La policía y personal médico restringieron la zona con una cinta de seguridad en el sector en el que estaba el joven, hasta que finalizaron los análisis médicos que constataron que no presentaba ningún síntoma del coronavirus.

"Ya hemos notificado a la Delegación Mercedes de la Policía Federal -jurisdicción de su domicilio- de dicha intimidación para su control", sostuvo el funcionario judicial tras asegurar su traslado con las condiciones de aislamiento sanitario correspondientes.