Tengo que conseguir mucha madera, tengo que conseguir, de donde pueda...". El tema, uno de los más emblemáticos del rock nacional, compuesto y cantado por Litto Nebbia y el grupo Los Gatos a fines de la década de los 60, bien podría ser entonado por Federico Carneiro. El mediocampista de Luján tal vez no tenga como objetivo construir una balsa, pero le servirá de mucho para su labor paralela al fútbol.

"Tengo conocimiento de carpintería porque fui a una escuela técnica. Hace unos cinco años me hice los muebles de mi casa y a partir de ahí comencé a hacerles muebles a conocidos. Ahora me llaman de Pilar, Carmen de Areco o Mercedes y es un emprendimiento propio", le cuenta a Crónica del Ascenso.

-Además de que te gusta lo que hacés, nos imaginamos que es para poder vivir mejor y para pensar en el futuro...

-Obvio. Es un lindo oficio y ya me perfilo para cuando me retire del fútbol. Muchos jugadores no encuentran qué hacer después de dejar la actividad, y por suerte encontré lo que me gusta, además de jugar al fútbol.

-¿Sos el único del plantel que tiene un trabajo paralelo al fútbol?

-No. La mayoría tiene otra actividad, porque la C es una divisional donde es complicado vivir del fútbol, y más en este momento del país.

-¿Hiciste trabajos para el club?

-Y, por ejemplo, ayudé a amurar las maderas del vestuario nuevo.

-Uno siempre escucha que los futbolistas tienen que estar concentrados durante los 90 minutos. ¿En la carpintería también tenés que estar bien concentrado en lo que hacés?

-Sí, hay que ser prolijo. Si le errás en dos o tres milímetros, quizás una cajonera no te cierra... Trato de hacer los muebles como si fueran para mí. Tienen que quedar perfectos; si no, los desarmo y los vuelvo a hacer.

-Alguna anécdota que te haya pasado en la profesión?

-Y... cuando vas a medir para hacer un placard, vas, tomás las medidas y después cuando vas con el mueble, las paredes están con falsa escuadra y renegás, porque hay que desarmar y hacer todo de nuevo... Y otra, fue cuando me fui a Carmen de Areco, como 60 o 70 kilómetros, pensaba que llevaba todo y cuando llegué allá me di cuenta de que me había olvidado algo y tuve que volver otro día... Son cosas del oficio...

-¿Cómo es un día en tu vida?

-Me levanto a las 7, llevo a mi hijo a la guardería, voy a entrenar, almuerzo y cuando vuelvo, si puedo, duermo un ratito de siesta. Después me voy a trabajar al taller y estoy con un amigo que me ayuda. Y la hora del cierre depende del trabajo que tengamos. A veces las 20.30 y otras veces las 22...

-Y la familia es fundamental...

-Sí, Paula, mi mujer, me apoya en todo. Y tenemos dos chicos, Dante de dos años y medio y Dante, que nació hace veinte días.

Ver más productos

Revelan los secretos de Eva Duarte

Revelan los secretos de Eva Duarte

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

Ver más productos