Trump afirmó que van a "ganar esta guerra" y activó la Guardia Nacional en California, Nueva York y en Washington para luchar contra la propagación del coronavirus.