D onald Trump aún tiene ganas de hablar. Cuando solo le quedan unos días para terminar su mandato, si es que el Congreso no le baja el martillo antes, el presidente yanqui aseguró que el juicio político que impulsan los demócratas por la toma del Capitolio es algo "absolutamente ridículo" que genera "una enorme ira" entre sus partidarios y lo definió como una "caza de brujas".

"Es la continuación de la mayor caza de brujas de la historia de la política", respondió al ser consultado sobre la acusación por "incitación a la insurrección", que hoy podría ser votada en la Cámara de Representantes. "Es ridículo, es absolutamente ridículo. Este juicio político está causando una enorme ira", insistió.

Impulsada por la mayoría demócrata, la acusación refiere a las denuncias falsas de Trump sobre fraude en las elecciones, que incitaron a sus fanáticos a tomar el Capitolio durante la certificación de la victoria Joe Biden. Por eso, Trump evaluó: "Han analizado mi discurso, mis palabras y mi párrafo final, mi oración final, y todos pensaron que era totalmente apropiado".

Además, la acusación señala que el republicano puso en peligro la seguridad del país y sus instituciones y agrega que seguirá siendo una amenaza para la Constitución y la democracia si se le permite continuar en el cargo.

Contra todos

Trump también se encargó de pelearse con las redes sociales, como Twitter y Facebook, por la suspensión de sus cuentas. "Están cometiendo un error catastrófico. Están dividiendo y dividiendo y están mostrando algo que he estado prediciendo durante mucho tiempo", dijo antes de abordar el Air Force One para volar a Texas.

"Eso causa muchos problemas y mucha ira. Siempre hay una represalia cuando se hace algo así", amenazó, antes de insistir en que "siempre hay que evitar la violencia".

Pese al berrinche, Twitter suspendió "de manera permanente" 70.000 cuentas afiliadas al movimiento de extrema derecha QAnon, para impedir el uso de la red social con fines violentos. "Estas cuentas compartían contenido nocivo asociado a QAnon de manera masiva y se dedicaban principalmente a la propagación de esta teoría de la conspiración", aclaró.

QAnon es un movimiento conspirativo de extrema derecha que asegura que Trump libra una guerra secreta contra una secta liberal mundial de pedófilos satánicos, que tiene en la cima a Hillary Clinton, Barack Obama y el papa Francisco.

Ver más productos

Aprender a criar a nuestros hijos

Aprender a criar a nuestros hijos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Ver más productos