L os restos del niño de 4 años que fue asesinado en Puerto Deseado, Santa Cruz, al ser atacado por dos hombres que además violaron a su madre, fueron despedidos en Rosario de la Frontera, Salta, de donde la familia es oriunda. El pueblo está consternado por lo sucedido y salió a la calle a despedir al niño y acompañar a su familia. Se realizó una misa en la iglesia Nuestra Señora del Rosario, en la que estuvo su madre, aún en silla de ruedas por las lesiones que le provocaron, sus hermanos más grandes y su papá. Después los restos del nene fueron llevados al cementerio, acompañados por una multitud. Muchos niños estuvieron presentes en la misa y en la recorrida del cortejo. Un camión de los bomberos, ambulancias, policía y Gendarmería acompañaron el paso de la caravana junto a amigos y vecinos que también se acercaron al lugar para recordar al pequeño. "Gracias a todos", llegó a expresar Celso, el padre, segundos antes de ingresar a la parroquia para oficiar la misa de despedida. En todo momento, los familiares estuvieron acompañados con asistencia médica y psicológica.

El féretro con los restos de Santino arribó ayer al aeropuerto internacional Martín Miguel de Güemes de la capital provincial de Salta pasadas las 11, luego de que anteanoche llegaran a la provincia su madre, su padre y sus hermanos. Los restos fueron recibidos por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y luego partieron en el auto de una funeraria rumbo a Rosario de la Frontera, que está 175 kilómetros al sur de la capital provincial. Fue seguido durante todo el trayecto por una caravana de motos y autos de salteños que se acercaron para expresar sus condolencias a la familia.

En el aeropuerto, la mujer, María Mercedes Subelza, fue recibida por el gobernador Gustavo Sáenz y otras autoridades provinciales, tras lo cual fue atendida en una clínica y trasladada a una casa de huéspedes de Gendarmería Nacional, donde pasó la noche junto a su familia. Por la mañana todos partieron a Rosario de la Frontera, donde se inhumaron los restos.

El hecho ocurrió el jueves último cuando la mujer y su hijo de 4 años, que estaban de visita en Puerto Deseado, caminaban por la playa Cavendish. Ambos fueron sorprendidos por dos hombres que los amenazaron, los obligaron a caminar hasta una cueva, ya que el lugar está rodeado de acantilados, y luego la atacaron a ella con fines de abuso sexual. Le decían que si no se sometía mataban a su hijo. En medio del ataque, y mientras uno de los agresores amenazaba a su hijo con un cuchillo, la mujer se desvaneció, por lo que los delincuentes, al creerla muerta, se llevaron al chico, a quien finalmente asesinaron a golpes y dejaron abandonado a pocos metros. Cuando la mujer despertó comenzó a buscar al niño, hubo gente que escuchó los gritos y la ayudó. Por el hecho hay dos detenidos, un adolescente de 16 años que admitió su participación y aportó datos, aunque dijo haber actuado bajo amenazas, y un hombre, Omar Alvarado, de 33 años, con antecedentes psiquiátricos.

Ver más productos

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Ver más productos