Para desarticular el accionar de los delincuentes, los pesquisas realizaron procedimientos en tres viviendas (dos de ellas situadas en San Miguel Oeste y la restante ubicada en Bella Vista).

Los robos que fueron consumados por los despreciables sujetos habían sido denunciados recientemente en diversas comisarías.