I ncendiaron colchones y protagonizaron varias horas de tensión, una imagen repetida que esta vez tuvo lugar en un motín de la Unidad Penitenciaria 4 de Concepción del Uruguay, en Entre Ríos. Como en hechos similares, en penales de Santa Fe y Buenos Aires, en este caso los reclusos exigieron la aplicación de protocolos de higiene y salubridad, además de rechazar la cancelación de las visitas familiares, como consecuencia de la cuarentena obligatoria.

Para los organismos de derechos humanos las demandas de los detenidos no son menores. Sólo en Nueva York, en el penal de Rikers Island se confirmó el contagio de 21 presos y 17 penitenciarios.

A última hora del martes, los internos tomaron violentamente los pabellones, llegando hasta los techos, hasta que las fuerzas federales para retomar el control. Hubo disparos de balas de goma, aunque no se registraron víctimas de gravedad ni fugas de reclusos, según explicaron fuentes policiales. Ayer el director de Derechos Humanos, Darío Barón, explicó a la prensa que "la situación fue controlada, sin heridos graves", aunque sí confirmó que había reclusos con daños leves que fueron constatados por el personal médico del penal.

El funcionario confirmó que para desarticular el motín trabajaron grupos especiales de la Policía de Entre Ríos, Gendarmería Nacional y Policía Federal Argentina (PFA); Bomberos Voluntarios; además de participar el juez federal, Pablo Seró; el fiscal Fernando Lombardi; la fiscal Federal Josefina Minatta; y funcionarios municipales y provinciales. Como resultado de la revuelta hubo un inicio de diálogo entre funcionarios y reos, gracias al cual se firmó un acuerdo que espera garantizar el fin del conflicto.

En este sentido, se acordó mantener la prohibición de ingreso a de familiares a las unidades penales, aunque podrán acercar elementos básicos y medicación especial, que previo examen y desinfección serán entregados a los internos, los cuales tampoco tendrán autorización para salir transitoriamente con excepción de cuidados médicos y urgencias.

En otro hecho que investiga la justicia entrerriana, un interno de la Unidad Penal 3 situada en la ciudad de Concordia escapó aprovechando el descuido de un policía que arreglaba una antena de la cárcel sobre calles Ituzaingó y Andrade. El reo fugado fue identificado como "El Cara" Ojeda, quien corrió hacia el Puente Alvear, donde según la fuerza policial se subió a una moto y sigue prófugo.

Ver más productos

Cuarentena y conocimiento ¿Cómo funciona nuestro cerebro?

Cuarentena y conocimiento ¿Cómo funciona nuestro cerebro?

Cuarentena, encierro y libertad

Cuarentena, encierro y libertad

Se extiende la cuarentena: consejos para sobrellevar el encierro

Se extiende la cuarentena: consejos para sobrellevar el encierro

Días en casa: aprendé astrología

Días en casa: aprendé astrología

Consejos para cuidarnos en tiempos de cuarentena

Consejos para cuidarnos en tiempos de cuarentena

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

La historia del robo del siglo

La historia del robo del siglo

Necesitamos un Ruido de Magia

Necesitamos un Ruido de Magia

Ser hincha es contagioso

Ser hincha es contagioso

Un relato de Academia

Un relato de Academia

Ver más productos