De 4 y 6 años tienen en común el acusado del homicidio y su ex pareja. No estaban en el momento del ataque