Los investigadores analizan si el homicidio fue por la disputa de un terreno o por una deuda que tenía un familiar de la víctima. De acuerdo con los testigos, los delincuentes eran cuatro y dos de ellos se bajaron de un coche simulando ser clientes. Buscan cámaras en la zona para identificarlos.