"La recesión será dura y severa y golpeará a todo el continente europeo", advirtió el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, sobre la pandemia del coronavirus.