El gobierno logró canjear alrededor de un 67% del vencimiento del Bogato 2020, al colocar unos $48.000 millones en Boncer y Lebad, a cambio del A2M2, lo que ayudará a descomprimir el eventual pago del próximo viernes, que superaba inicialmente los $71.000 millones.

La Secretaría de Finanzas consideró que los tenedores del Bogato "contaron con un menú de opciones que les brindó la posibilidad de suscribir nuevos títulos a tasas sostenibles y en condiciones financieras compatibles con lo dispuesto por el artículo 8 del Decreto 193/2020". En un comunicado, agregó que "las tasas de adjudicación de los nuevos instrumentos ofrecidos se ubicó en niveles consistentes con la secuencia planteada en el programa macroeconómico orientado a restablecer la sostenibilidad de la deuda y en la definición de una nueva curva de tasas de interés en moneda nacional".

Ahora, con la buena aceptación del canje, Economía deberá hacer frente a un vencimiento de algo más de $24.000 millones del A2M2, sensiblemente inferior previo a esta licitación, más allá de que el mercado aún no tenía 100% de certezas si el gobierno finalmente cumpliría con sus obligaciones.

Asimismo, Finanzas captó otros $9.300 millones en Lebads, por lo que quedarían $16.700 millones netos a pagar. Con esto, ayer el gobierno colocó un bono del Tesoro (Boncer) y dos letras del Tesoro en moneda local (Lebad) por $56.983 millones.