En un famoso mercado frutihortícola de la localidad bonaerense de Florencio Varela, un comerciante, de 33 años y que se desempeñaba allí, fue ejecutado de un balazo en la cabeza. El criminal, que se cree actuó mientras se encontraba alcoholizado, habría asesinado al trabajador como saldo de una violenta discusión. La policía busca ahora de manera intensa al responsable del crimen. Al respecto, los voceros de los tribunales de Quilmes revelaron a cronica.com.ar que la infortunada víctima fue identificada como René Guzmán Rojas, de 33 años, cuyo cadáver apareció boca abajo y con un certero impacto de proyectil de arma de fuego. El cadáver de Guzmán Rojas fue localizado en el predio por los integrantes del Comando Patrulla (C.P.) de Florencio Varela, tras un llamado al 911. Se logró establecer que el comerciante murió de manera instantánea al ser alcanzado por un certero proyectil de arma de fuego en la sien izquierda. Los trabajadores del mencionado establecimiento aseguraron que el autor del disparo había sido un sujeto llamado Simón, de 25 años, alias Chuni.