El intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, abrió las sesiones ordinarias del Honorable Concejo Deliberante (HCD) de La Matanza, donde afirmó que "queremos un futuro para todos atendiendo el presente".

Espinoza repasó las consecuencias que aún se viven como resultado de la crisis económica y social que desató el gobierno "macrividalista", tal como él mismo lo calificó. "Tenemos que hablar primero de lo que más nos duele: el hambre, que volvió a la Argentina y sigue golpeando muy fuerte. En La Matanza en el año 2015 teníamos 50 comedores, hoy tenemos 720 comedores con inversión municipal. Teníamos 9.000 familias que eran asistidas en forma directa en el 2015, con alimentos, hoy tenemos 70.000 familias que son asistidas. Por eso tomamos la decisión de ampliar nuestros comedores escolares, desde las escuelas de verano, y no sólo en las escuelas primarias, sino también con recursos propios hicimos llegar alimentos a todas las alumnas y alumnos de las escuelas técnicas y al 70 por ciento de las escuelas secundarias de todo el distrito, con una inversión aproximada de más de 200 millones de pesos". Agregó que "en los últimos cuatro años, también tuvimos que sufrir la terrible decisión de quitarnos a los vecinos de La Matanza los recursos de la coparticipación que nos merecíamos. Se redujo el 10 por ciento de la coparticipación, 1.000 millones de pesos menos en el último año". Por eso, convocó a "trabajar todos juntos para recuperar esos fondos que le quitaron al pueblo de La Matanza".