"Me gustaría poder conseguir alcohol en gel para todos ustedes pero tengo solo doce de estos, quiero que esos doce representen a tu familia", avisa Giménez, cuyo verdadero nombre es Héctor Aníbal Giménez, considerado el primer "telepredicador" de la Argentina y un referente de la iglesia evangelista del país. Sobre el escenario, Giménez habla de "un pacto" y les dice a sus fieles "si vienen acá, van a tener que dar mil pesos". Un rato más tarde, quien salió al aire en "Intrusos" y manifestó su rechazo a la acción del Pastor fue nada menos que la Pastora Irma, su ex esposa y ex socia, la madre de sus hijos, con quien protagonizó un escandaloso divorcio mediático a mediados de los años noventa. "Es tétrico y morboso esto, no lo puedo compartir. El coronavirus está atacando a miles de personas en el mundo. Lo miro y no lo puedo creer, es tétrico, cada día está peor", finalizó Irma.