La expansión del coronavirus no se detiene y el impacto en las grandes bolsas de valores muestra cómo este virus golpea en la economía global de manera inédita. Pero no sólo los operadores bursátiles ven el derrumbe del dinero, ya que también, y más allá de lo que sucede con la salud de la población, la vida cotidiana organizada empieza a ser modificada.

El deporte ya está lastimado por la falta de ingresos programados. El fútbol, en Italia, se encuentra en alerta por las consecuencias de esta enfermedad que está a punto de convertirse en pandemia. Hasta el momento la Serie A italiana debió suspender cuatro partidos de la categoría, siendo el Inter-Sampdoria el que más afectó a la tesorería de una institución, ya que el club milanés dejó de cosechar unos 5 millones de euros. Otro, como por ejemplo el Atalanta, que iba a recibir en su cancha al Sassuolo, perdió 3,5 millones de la moneda europea.

Según calculan los organizadores del certamen, hasta el momento, se perdieron unos 50 millones de euros, ya que además de la postergación de los encuentros, en las categorías de ascenso del Calcio no se disputaron, por temor al contagio, otros 42 partidos. Hasta hubo miedo por la presentación de Lionel Messi, con su Barcelona, para enfrentar al Napoli por la Champions League. Ese choque recaudó 7 millones de euros.

La FIFA está en alerta y en las últimas horas hubo una reunión en Suiza para analizar la reprogramación de algunas ligas. La italiana es una de las más afectadas. La preocupación no es menor, es la tercera potencia del mundo del fútbol y mueve unos 1.900 millones de euros por temporada.

Pero no es la única. La Liga Japonesa de Fútbol no se iniciará tal como estaba programada, ya que debía comenzar el 29 de febrero y por ahora no se disputará hasta nuevo aviso. Este año, la Japan League tiene un protagonista estelar, la presencia del español Andrés Iniesta, pero por ahora su debut deberá aguardar hasta que el coronavirus logre dar un respiro importante. Si bien Japón no es una potencia económica en lo futbolístico, por temporada, mueve unos 500 millones de dólares, un monto nada despreciable para un deporte que quiere crecer.

El origen del coronavirus se dio en la ciudad china de Wuhan. Esa ciudad iba a ser la anfitriona del torneo preolímpico asiático de fútbol femenino, clasificatorio para Tokio 2020. Fue allí donde se produjo la primera suspensión de un certamen, ya que apenas se conoció la noticia del nacimiento del virus, la organización decidió dejar todo de lado y pasó a disputarse en Australia.

Precisamente Tokio es la sede de los próximos Juegos Olímpicos 2020. Si no hay ningún cambio, todo comenzará el 24 de julio, pero aún faltan algunos meses para su inicio. Pero hay alerta, ya que muchas disciplinas debieron suspenderse, entre ellas el vóley, y hasta el momento sin fecha determinada para su inicio. Tokio invirtió cerca de 13 mil millones de dólares para ser la organizadora y se estima que recaudará cerca de 19 mil millones.

Pero hasta el momento hay dudas sobre la realización en la ciudad japonesa. Por eso, el primer ministro inglés Boris Johnson propuso a la capital de Inglaterra como sede en caso del declive de Tokio. Falta mucho, pero el coronavirus está por todos lados. A cada minuto hay que contar con más muertos y más infectados. El resultado de su paso por el planeta es una incógnita.

Ver más productos

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos