Río Negro sufrió la víctima fatal más joven. Bernardo Muñiz, de 40 años, falleció en los últimos días a causa del coronavirus. El enfermero de la localidad de Choele Choel estaba internado en Roca.

La víctima fue Bernardo Edgar Muñiz, aunque su círculo cercano lo apodaba Tato. Según trascendió en medio locales, estaba internado desde hace 10 días en el sanatorio Juan XXIII, de la localidad de General Roca, lugar al que se dirigió después de sufrir síntomas similares a una bronquitis y padecer fiebre.

Tato sufrió hace muchos años una tuberculosis pleural, que le dejó secuelas permanentes en sus pulmones y complicó su cuadro. Desde el 3 de abril se encontraba internado en terapia intensiva con asistencia de un respirador mecánico.

El hombre era oriundo de la localidad ríonegrina de Choele Choel y fue el primer caso confirmado delo coronavirus en esa ciudad, en la que trabajaba como enfermero en una cárcel y también atendía a pacientes particulares.

Tras conocerse que Muñiz portaba la enfermedad, se registraron siete casos positivos más en Choele Choel, entre los que se encuentran cinco familiares y compañeros de trabajo del enfermero fallecido, que representan junto a una pareja infectada el total de casos en la localidad.