Los cadáveres de 24 personas, entre ellos los de cinco mujeres, fueron hallados desmembrados en una fosa clandestina en el estado mexicano de Michoacán. Se estima que las víctimas fueron asesinadas hace al menos cuatro meses y "entre ellas hay cinco mujeres, con edades que oscilan entre 20 y 40 años", dijo el fiscal del caso.

En un comunicado, la fiscalía detalla además la existencia en las víctimas de "heridas producidas en el cuello por objeto punzocortante" y precisa que, en algunos casos hubo decapitación.

El hallazgo de estos 24 cuerpos en una fosa clandestina se suma a otro similar, con 11 cuerpos, que se encontraron a principios de este mes, también en Michoacán. Este es uno de los estados centrales de la violencia narco donde operan -entre otros- el Cártel Jalisco Nueva Generación (CNJG) y la Nueva Familia Michoacana. El hallazgo de fosas clandestinas se ha convertido en algo común en México.