Sobre la negociación actual con el FMI y los bancos y acreedores privados no dio precisiones, sólo afirmó que "avanzan las tratativas". Sin embargo, sí se explayó sobre el deber de "saber lo que pasó, quiénes permitieron que el endeudamiento insostenible suceda y quiénes se beneficiaron con esas prácticas. Necesitamos no hacernos los distraídos ante lo ocurrido porque el riesgo que acarrea tal distracción es la concreción de un daño inmenso que deberían soportar varias generaciones de argentinos".

"El Banco Central se encuentra analizando de modo pormenorizado la manera en que nuestro país recibió prestados dólares que deberían haber financiado el desarrollo y acabaron fugándose del sistema financiero", informó y pidió "nunca más a estas prácticas".