"Queriendo preservar el mejor desarrollo del campo, hemos hecho una propuesta generosa en materia de derechos a las exportaciones en la que sólo se incrementa uno de un total de veinticinco cultivos que hoy están afectados por esos derechos", adelantó el Presidente en clara referencia a la soja, cuya retención subiría de 30% a 33%. "Es la propuesta que hemos sometido a consideración del sector, que además preserva la situación de los pequeños productores", aclaró. "Yo aspiro a que esta vez, a través del diálogo, encontremos el camino", dijo y pidió que "con su esfuerzo colaboren en la lucha contra el hambre ya que aquellos que producen y exportan tienen mejores condiciones en la Argentina de hoy".