Por Fernando Vázquez

fvazquez@cronica.com.ar

Como saldo de una violenta discusión que se registró en la localidad bonaerense de Villa Centenario, en el partido de Lomas de Zamora, un joven, de 18 años, fue salvajemente asesinado a facazos por su padre, de 63 y que resultó ser un ex presidiario. Los pesquisas policiales lograron detener al responsable del crimen, quien dijo que había agredido al muchacho porque, según dijeron testigos, lo consideraba "un boludo". Voceros de los tribunales de Lomas de Zamora revelaron que la infortunada víctima fue Brian David Escobar, de 18 años. De acuerdo a los informantes, los hechos comenzaron el 3 abril pasado en una humilde finca situada en José San Tallón al 1900, casi en el cruce con la avenida General Chacho Peñaloza, cuando este individuo y su hijo comenzaron una acalorada reyerta. Trascendió que la disputa finalizó en tragedia porque el ex convicto, luego de apoderarse de una faca, atacó con esta arma blanca al muchacho, quien padeció graves heridas en el estómago. Servidores públicos destinados en la comisaría de Villa Centenario (7ª de Lomas de Zamora) iniciaron luego un intenso rastrillaje y apresaron al asesino, Miguel Ángel Escobar, de 63 años, y ahora tratan de establecer el origen del sangriento altercado. Brian dejó de existir en el Hospital Luisa Gandulfo, en Lomas de Zamora.