El huracán Sally tocó tierra ayer en el sur de Alabama, Estados Unidos, con vientos que alcanzaron los 165 kilómetros por hora y una marejada ciclónica que causó inundaciones en ese estado y en el noroeste de Florida.

"Estamos teniendo inundaciones récord, tal vez en niveles históricos", dijo la gobernadora de Alabama, Kay Ivey, y agregó que "con la crecida aumenta el riesgo de perder propiedades y vidas".

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) confirmó que Sally, de categoría 2, tocó tierra a una velocidad de 3,2 kilómetros por hora y con fuertes vientos que amenazaron los estados de Alabama, Misisipi y Florida.

Las peores inundaciones ocurrieron en Pensacola, una localidad costera de 52.000 habitantes, donde las ráfagas llegaron a los 119 kilómetros por hora. "Las carreteras e intersecciones inundadas, junto a los peligrosos escombros, son demasiado numerosos para enumerarlos", tuiteó la Policía local.

Minutos antes de que el huracán tocara tierra se produjeron cortes del suministro eléctrico que afectaron a más de 217.000 clientes en Florida, 275.000 en Alabama y unos 9.700 en Misisipi.

Por su parte, el CNH anunció que Sally pasará hoy degradado a tormenta tropical sobre Georgia para terminar como depresión en la costa de las Carolinas.

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos