U na hermana del joven de 24 años, que es uno uno de los involucrados en el salvaje asesinato de un niño y la violación de su madre, sucedido en la localidad santacruceña de Puerto Deseado, fue la persona que señaló a los investigadores que su familiar le había confesado el crimen y el abuso, lo que originó que el juez volviera a demorarlo y posteriormente decidió su detención.

Por su parte, cientos de personas participaron ayer de una movilización en el centro de la localidad santacruceña de Puerto Deseado para pedir por el esclarecimiento del asesinato y la violación, a la vez que cuestionaron el accionar de la Justicia.

Reclamo

La masiva concentración comenzó a las 17 en la Plaza del Vagón, ubicada en Almirante Brown y San Martín, a muy pocos metros de la sede de la municipalidad de Puerto Deseado.

El día del ataque sexual contra la víctima, María Mercedes Subelza, de 44 años, y del asesinato de Santino, su hijo, la mujer pudo aportar información valiosa sobre los rasgos fisonómicos de los forajidosy también el dato de que uno de ellos tendrían antecedentes penales, que surgió a partir de la frase que la víctima escuchó: "Matala, que no quiero volver en cana".

El muchacho de 24 años fue trasladado a una sede policial de la ciudad de Caleta Olivia para evitar una posible reacción de los vecinos y el magistrado prevé indagarlo en los próximos días, mientras se resuelve la situación del otro sospechoso, menor de edad, involucrado en el expediente.

Trascendió que el muchacho tiene antecedentes penales, ya que había sido demorado el mes pasado en el marco de otra causa tras haber sido denunciado por la "tentativa de homicidio" de un familiar suyo, también menor de edad, pero la Justicia lo liberó.

Oldemar Villa, juez de Instrucción de Puerto Deseado, ordenó en las últimas horas el traslado del detenido a una sede policial de la ciudad de Caleta Olivia para evitar cualquier tipo de reacción que pueda haber por parte de los vecinos que el viernes y el sábado pasados se manifestaron por las calles de la zona.

Ahora el magistrado tiene un plazo de diez días hábiles para indagar al sospechoso, quien en principio está acusado de los delitos de "rapto, abuso sexual con acceso carnal, tentativa de femicidio (en el caso de la mujer) y homicidio (en el caso del niño de 4 años)".

El sujeto quedó formalmente detenido en la noche del sábado, luego de una rueda de reconocimiento en la que la víctima lo identificó como la persona que el jueves último la raptó junto con otro joven cuando caminaba por la playa Cavendish, para luego abusar sexualmente de ella, golpearla y, finalmente, llevarse cautivo a su hijo, a quien asesinaron a golpes en la cabeza. Este mismo joven ya había sido demorado el viernes, horas después del hecho, pero el juez Villa decidió liberarlo porque no había obtenido elementos probatorios. Sin embargo, horas después apareció una hermana de este sospechoso y les contó a los investigadores que su pariente le había confesado el asesinato y la violación, por lo que el juez volvió a demorarlo y finalmente ordenó su detención.

En el momento de ser demorado por primera vez, el mayor de los individuos presentaba heridas cortantes que pueden ser de defensa de la mujer violada, dijeron los investigadores.

Respecto de sus antecedentes, las fuentes aseguraron que el joven ya había sido demorado el mes pasado, cuando fue denunciado por haber querido asesinar a golpes a un niño integrante de su familia. El joven, según las fuentes, permaneció demorado algunas horas, pero finalmente el juez a cargo de esta causa, justamente el mismo que interviene ahora, ordenó su liberación, a pesar de que sigue siendo investigado por este episodio.

David Subelza, el otro hijo de la mujer, que reside en Puerto Deseado y trabaja en una maderera y a quien ella había ido a visitar desde Salta, agradeció en una publicación en su cuenta de Facebook."el apoyo y contención" a él y a su familia tras el episodio "No hay palabras para describir este hecho. Sólo pido justicia por mi hermanito, inocente de todo mal, y por mi mamá. Gracias", concluye el mensaje que difundió en la citada red social.

El hecho ocurrió el jueves pasado cuando la mujer y su hijo de 4 años, quienes estaban de visita en Puerto Deseado, caminaban por la playa Cavendish. De acuerdo con los datos que pudo aportar la víctima a la policía, en esos momentos ambos fueron sorprendidos por dos hombres que los amenazaron y obligaron a caminar hasta una cueva, ya que el lugar está rodeado de acantilados, y luego atacaron a la mujer con el objetivo de abusar sexualmente de ella.

Mientras uno de estos agresores amenazaba a su hijo con un cuchillo, la mujer se desvaneció, por lo que los delincuentes, al creerla muerta, se llevaron al chico, a quien finalmente asesinaron a golpes y dejaron abandonado a pocos metros de donde se hallaba su madre.

Ver más productos

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Ver más productos