D esde Olivos y sin hacer uso de la Cadena Nacional, Alberto Fernández anunció que a partir de hoy -a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia- el país entra en un "aislamiento social y preventivo obligatorio", según el mismo presidente destacó. "Nadie puede moverse de su residencia", señaló el jefe de Estado tras una extensa reunión con representantes de todas las provincias. Las fuerzas de seguridad controlarán las calles. "Seremos inflexibles", destacó. La norma tendrá excepciones (ver página 3).

Después de una batería de medidas que alcanzan más de 30 disposiciones, el Poder Ejecutivo llevó al máximo el cuidado: cuarentena para todos y todas. "Ayudamos declarando asuetos administrativos. Con la suspensión de clases. Ayudamos a las empresas, promovimos el trabajo a la distancia. Sin embargo, seguimos teniendo problemas de gente que no entiende que no se puede circular en la calle", señaló el Presidente.

Es por eso que en el Boletín Oficial saldrá anunciado el DNU donde se detalla que, a partir de las primeras horas del día y hasta la medianoche del 31 de marzo, Argentina ingresará a un "aislamiento social preventivo y obligatorio". En boca del Presidente, "nadie puede moverse de su residencia". La tarea del cuidado estará al mando de Prefectura, Gendarmería y policía. "El que no puede explicar qué hace tendrá sanciones del código penal" porque "están violando las normas de la autoridad sanitaria. Seremos inflexibles, dentro del marco que la democracia permite", añadió.

"Les pedí a los gobernadores la máxima severidad. Vamos a ser muy severos con quienes no respeten el aislamiento. La democracia nos lo exige", manifestó Fernández. "Conformamos un gabinete federal que vaya atendiendo la evolución de la pandemia", dijo.

Alberto Fernández -en compañía de Axel Kicillof, Omar Perotti, Horacio Rodríguez Larreta y Gerardo Morales- anunció que "se viene una semana corta", ya que "adelantamos el feriado del 2 para el 31 de marzo. Y el 30 es feriado puente". El objetivo del gobierno es "evitar seguir trasladando el virus de persona en persona". Asimismo sentenció que "colaboramos pidiéndole al vecino que se quede guardado en su casa".

De todas maneras habrá "situaciones permitidas", ya que los negocios permanecerán abiertos. La norma tiene excepciones, como los gobiernos (en los niveles de conducción política); personal de sanidad; fuerzas de seguridad y armadas; producción de alimentos, fármacos, petróleo, refinerías de combustibles; entre otros.

"En nuestras casas vamos a evitar que el virus se propague", resumió, y agregó: "si se propaga será más lentamente". "Me voy a poner al frente para tratar de evitar que el ritmo del contagio se acelere de tal modo que el sistema sanitario argentino no lo pueda atender", sentenció el Presidente.

Apelando a la solidaridad, en el breve mensaje pidió "que cada uno de nosotros haga su parte; confío en la responsabilidad de todos". "El primer deber de un gobernante es cuidar la salud de su gente", se planteó.

Según dijo el propio mandatario, "la economía se va a ralentizar", y ejemplificó con menor recaudación y problemas fiscales que resolver. En esa línea, se espera que en las próximas horas se anuncien medidas para trabajadores de la informalidad, como los monotributistas.

Tras el anuncio, Alberto Fernández difundió una carta señalando que "en Argentina todavía estamos a tiempo de evitar que esta pandemia sea incontrolable. Para eso necesitamos el compromiso de todos. El mensaje es claro: menos traslados, menos contagios. Menos contacto, menos contagio. Cuidémonos entre todos y todas. Vamos a ser extremadamente responsables".

Sobre el aislamiento social preventivo subrayó: "es una decisión fuertemente democrática. Es una democracia que apela a medidas de excepción en base a su propia legislación para estos casos. Es una democracia que une a fuerzas políticas, sociales, gremiales, productivas y religiosas. Es una democracia que une a las autoridades de todas las jurisdicciones. Es la democracia que busca reducir el daño en el pueblo y salvar la mayor cantidad de vidas posibles".

Asimismo señaló como "desafío logístico inmenso" que hay "la mayor cantidad de camas, respiradores, personal médico y paramédico, alimentación, higiene y lugares de albergue para tener los instrumentos que nos permitan combatir esta pandemia global".

"Muchas cosas que disfrutamos, como el mate o el abrazo, las suspenderemos por un tiempo. Y otras cosas que en realidad sufrimos, quizás podemos cambiarlas para siempre. Ahora nos ponemos todas las fuerzas sociales, religiosas y políticas a trabajar juntos para el mismo lado", dijo.

Ver más productos

Revelan los secretos de Eva Duarte

Revelan los secretos de Eva Duarte

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

Ver más productos