L a vuelta estaba programada para casi seis años después de su última pelea. Sin embargo, la pandemia de coronavirus obligó a Sergio Martínez a postergar su retorno a los cuadriláteros.

Maravilla, que había dejado el boxeo tras perder el título de peso mediano del CMB ante Miguel Cotto en el Madison Square Garden, de Nueva York, el 7 de junio de 2014, confirmó algo que se veía venir. "El regreso que tenía previsto para el 6 de junio queda pospuesto", señaló el quilmeño en diálogo con Radio Rivadavia.

"Mi combate de regreso lo voy hacer en Madrid. Soy consciente que tengo 45 años pero hace dos que me estoy preparando. Después de la primera pelea veremos para qué estoy. Ya se está hablando algo de una supuesta revancha contra Julio César Chávez Junior. Nos vendría bien a los dos. A él lo puede ayudar a superar sus problemas, sus adicciones. El boxeo tiene una nobleza maravillosa", agregó.

Con respecto al Covid-19 que se cobró 6528 vidas en España, el país donde reside, comentó: "Estoy encerrado en mi casa aquí en Madrid hace 16 días. Es muy delicada la situación; realmente va a llevar tiempo recuperarse. La gente no toma conciencia, ese es el problema. Lo que está pasando ahora en España lo vamos a ver en Argentina en dos o tres semanas. La juventud no tomó conciencia en un principio y eso fue un problema en Madrid. Recién ahora están haciendo caso. Si salís a la calle y no tenés motivo, te meten preso o una multa de 700 euros".

"Tengo la bendición de poder vivir en una casa amplia con patio y aquí puedo entrenar. Algunos entrenamientos los transmito en mi Instagram para que la gente se distraiga", concluyó Martínez.