El premier Boris Johnson fue visto por última vez el jueves por la noche, mientras aplaudía en la puerta de Downing Street, como parte de un gesto de todos los británicos para agradecer al personal del Sistema Nacional de Salud (NHS).