C on la instauración del toque de queda en nuevas regiones de Francia e Italia, el reconfinamiento general en Gales y el aumento de las restricciones en otras zonas del Reino Unido y España, Europa se encerró un poco más para intentar frenar la violenta segunda ola de Covid-19. Según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), la evolución de la pandemia suscita una "grave preocupación" en 23 países de los 27 que componen la Unión Europea, así como en Reino Unido. Sólo se salvan Finlandia, Chipre, Estonia y Grecia. Hace un mes, sólo siete países europeos estaban en esta lista roja. Ayer, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, estimó que en el país ha habido al menos tres millones de personas contagiadas, aunque oficialmente se haya registrado un millón. El jefe de gobierno explicó que la enorme diferencia radica en que al principio de la pandemia la detección de casos era deficiente y ahora se diagnostica el 70% de los casos. "La situación es grave" y vienen meses "muy duros" con la llegada del frío, agregó Sánchez, en un mensaje destinado a preparar a la población para medidas sanitarias más duras que deben acordar las regiones autónomas, que en España toman las decisiones en materia de salud junto con el gobierno central.

En el Reino Unido, el país más castigado de Europa, con más de 44.000 muertos confirmados, entró en vigor en Gales un segundo confinamiento general ayer por la tarde. La región se convirtió así en la primera del país en adoptar esta medida drástica y sus más de tres millones de habitantes tendrán que "quedarse en casa" hasta el 9 de noviembre. En Inglaterra, el gobierno de Boris Johnson trata de evitar un nuevo confinamiento general, pero más de la mitad de sus 56 millones de habitantes viven en zonas con estado de alerta elevado y en medio de importantes restricciones.

En Francia, las cifras siguen aumentando y en las últimas 24 horas se diagnosticaron más de 42.000 casos, cifra récord para un país europeo. El gobierno amplió el jueves el toque de queda nocturno que ya se aplicaba en París y en las principales ciudades del país a otras regiones. Así, a partir de ayer esta medida afecta a un total de 46 millones de personas, dos tercios de la población, por seis semanas. "Las semanas próximas serán duras y nuestros servicios hospitalarios van a verse sometidos a una dura prueba", advirtió el primer ministro Jean Castex.

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos