En las dos negociaciones post 2001, el 93% de los bonistas aceptó la oferta. De la minoría que no, formaba parte NML Capital, de Paul Singer, que, tras el fallo favorable del juez Griesa, ganó un 1.500% de su inversión inicial en 2016. Aún sin regulación global para la reestructuración de deuda soberana, hoy será el primer round con Guzmán.