Julieta, la novia de Fernando, publicó una carta en Twitter, en la que señaló que siente odio hacia los rugbiers implicados en el asesinato.

Gustavo Barrera, quien es intendente de Villa Gesell, pidió ayer un minuto de silencio para recordar al muchacho que fue salvajemente masacrado.

El Servicio Penitenciario de la provincia de Buenos Aires aseguró que los deportistas se encuentran en buenas condiciones.