Aún sin definición sobre la negociación con el FMI, el gobierno autorizó oficialmente ayer, por decreto, reestructurar deuda por más de 68.842 millones de dólares, emitida bajo ley extranjera, con bonistas privados. Ahora, el ministro de Economía, Martín Guzmán, podrá concretar la renegociación con los acreedores.

Refiere a "Títulos Públicos de la Argentina emitidos bajo ley extranjera existentes al 12 de febrero de 2020", según lo publicado en el Boletín Oficial. Dispuso que las prórrogas de jurisdicción sean en favor de los tribunales ubicados en Nueva York, Londres y Tokio. Y aclaró que la renuncia a oponer la defensa de inmunidad soberana "será exclusivamente respecto de reclamos que se pudieran producir en las jurisdicciones que se prorroguen". El gobierno dispuso, asimismo, que este decreto podrá ser analizado por la Comisión Bicameral Permanente del Congreso.