T ras la decisión del FMI de respaldar a la Argentina al pedirles a los bonistas privados que reconsideren una quita de la deuda, el ministro de Economía, Martín Guzmán, tendrá durante el fin de semana encuentros con los máximos responsables del organismo de crédito internacional.

Las reuniones se darán en el marco de la cumbre de los países nucleados en el G20, que se desarrolla en Arabia Saudita.

En ese contexto, Guzmán tendrá encuentros vitales para la renegociación de la deuda con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, y el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin.

Asimismo, el funcionario tendrá encuentros bilaterales con sus pares de otros países, con el objetivo de que respalden la propuesta argentina tanto con los privados como con el Fondo.

Hasta el momento, mientras Argentina busca una reducción en el monto a devolver, el FMI ya aclaró que no tiene pensado hacer quita de capital, aunque sí puede contemplar extender el plazo para que Argentina pague su deuda.

Los encuentros con el FMI y los funcionarios de EE.UU. serán la continuidad de reuniones que ya tuvo Guzmán en Nueva York días pasados. El rol de Estados Unidos en el organismo de crédito internacional es clave, ya que controla los votos a la hora de tomar las decisiones.

Una negociación abierta

El gobierno celebró esta semana el respaldo del Fondo, cuando les dijo a los tenedores privados de deuda argentina que el esquema de pago no es sustentable salvo que haya una quita importante.

También generaron rispidez interna los anuncios, 24 horas después del comunicado del organismo respaldando la postura argentina, de varios ministros sobre el fin del congelamiento tarifario de luz, agua, gas y transporte, algo que formó parte de los reclamos hacia nuestro país durante las misiones técnicas que analizaron las cuentas de Macri, y se extendieron al nuevo gobierno. Es una medida clave relacionada con el equilibrio fiscal.

Los bonistas privados tomaron la recomendación del FMI con cautela y en principio se niegan a una quita de capitales: sin embargo, saben que es mejor una deuda reducida que se pague, antes que una deuda con su valor original que se transforme en incobrable.

Estos son entre otros los argumentos que usará Guzmán en los encuentros del fin de semana, donde parte del esfuerzo estará en ganar el apoyo de la mayor cantidad de países a esta idea de reestructuración de deuda.

Con el FMI, la deuda asciende a más de 40.000 millones de dólares, a lo que se suma lo que se les debe a los bonistas privados. Los plazos no son muy amplios, ya que el gobierno apuesta a tener la negociación encaminada a mediados de marzo.

La administración Fernández, que trata de mostrar equilibrio en el manejo de las cuentas públicas y esta semana intervino para bajar las tasas, ya expresó que la renegociación de la deuda es el punto de partida para empezar a ordenar las cuentas internas y reflotar la economía.

Las reuniones en Arabia Saudita se extenderán durante todo el fin de semana, y mientras Argentina lleva en su carpeta el tema de la renegociación de deuda como cuestión excluyente, el resto de los países abordará como tema central el impacto que el coronavirus está teniendo y tendrá en la economía mundial.

Ver más productos

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

Ver más productos