En un basural Olivé y De Angelis, ubicado en un baldío del barrio Empalme Graneros de Rosario, encontraron una pierna de un menor y luego en el mismo lugar se detectó un fragmento correspondiente a la parte del cuello de un pequeño que tendría entre 3 y 5 años. El fiscal de Homicidios Dolosos Luis Schiappa Pietra dijo que, según los primeros testimonios, personal de una empresa de recolección de residuos se encontrabn realizando tareas de remoción con una pala mecánica en momentos en que observaron entre los desechos una extremidad inferior izquierda correspondiente a un menor de edad. Mediante trabajos realizados en el lugar se encontró además un fragmento correspondiente a la parte del cuello de un menor de edad. La primera impresión, según refirieron a medios de prensa los vecinos, es que el cadáver fue tirado allí el martes, debido a que el lunes se hicieron tareas de limpieza y no se había encontrado nada fuera de lo común. El fiscal ordenó la acción del gabinete criminalistico de la Agencia de Inteligencia Criminal (ex PDI). Se realizaron rastrillajes en la zona y se preservó la escena. Se solicitó toma de fotografias, relevamiento de la escena, levantamiento de rastros y toma de testimonios a vecinos del lugar.