Nicolás Adrián González, un empleado de la municipalidad de la localidad neuquina de Villa Pehuenia, y su esposa, Selva Sabbadini, se convirtieron en héroes locales, luego de haber devuelto casi 70.000 pesos, los cuales encontraron adentro de una cartuchera, en un cajero bancario. Sin pensarlo, los llevaron a la comisaría 47, que se encuentra a unos pocos metros de la sucursal, para que sean devueltos a su dueño.

El vecino, además, se enteró que el dinero le pertenecía a un comerciante de la villa -del cual no se filtraron datos-, el cual lo conoce a Nicolás. "Cuando entramos con mi esposa al cajero vimos la cartuchera y lo primero que hice fue abrirla, porque me la imaginé como una cartuchera común, con papeles y lapiceras; y al abrirla vimos un montón de dinero. En ese momento, ella me dice ‘yo me quedo pagando cuentas y vos andá a la comisaría a dejar la plata’. Cuando fui a la comisaría, ahí me hicieron el acta, y con el oficial contamos 69.320 pesos", resumió el vecino.

En ese momento, el hombre desconocía a quién le pertenecía el dinero y reveló que dentro de las instalaciones del BPN también encontró dos marcadores y un cargador, el cual llevaba el nombre "Sol" en una etiqueta. González también contó que la noticia se hizo viral en el pueblo y todos los vecinos lo felicitaron, incluso el intendente de Villa Pehuenia, Sandro Badilla.