Primero, fue duramente criticado. Luego, cuando se conoció el motivo, varios se pusieron de su lado y lo respaldaron. Gonzalo Higuaín, después de cumplir la cuarentena obligatoria que se decretó en Italia y de pasar por los controles preventivos, emprendió regreso a la Argentina vía Francia, puesto que el estado de salud de su madre es delicado. Pipita llegará en las próximas horas a nuestro país, en un vuelo privado, donde volverá a estar a resguardo, para acompañar a Nancy Zacarías.

Higuaín, como muchos jugadores y también el presidente Andrea Agnelli, habían permanecido en aislamiento voluntario en su casa durante una semana, pero con la seguridad de un resultado negativo de Covid-19. El ex delantero de River se presentó en el aeropuerto de Turín Caselle con una certificación médica que declaraba que no era positivo y utilizó un avión privado que lo esperaba en la pista. Por esta razón, los agentes contra la pandemia que monitorearon las llegadas y salidas desde el aeropuerto de Turín durante semanas y que están verificando rigurosamente las autorizaciones para salir del país terminaron dándole visto bueno al vuelo, según explica La Repubblica.

"Para que Gonzalo pudiera salir de Italia y así regresar al país se tomaron las medidas reglamentarias necesarias a causa de la pandemia", explicó Nicolás Higuaín, hermano y representante del jugador.

"Le hicieron el estudio para detectar el coronavirus y el resultado dio negativo, por eso pudo viajar", declaró.

"Gonzalo es argentino y, como tal, tiene el derecho de volver al país, más teniendo cuenta que no presentaba ningún síntoma; si no, no le hubieran permitido subirse al avión", justificó.

"Hace varios días que estaba en su hogar cumpliendo con el aislamiento que determinaron las autoridades italianas y por eso decidió volver. En Argentina va a cumplir la cuarentena obligatoria", aclaró.