En el barrio porteño de Constitución, un delincuente tuvo que ser rescatado por los Bomberos de la Ciudad en un inmueble ubicado en la esquina de las calles Sarandí y Constitución. Si bien en un principio el personal policial creyó que se trataba de un intento de suicidio, finalmente se comprobó que el hombre en realidad había robado uno de los departamentos del lugar y mientras pretendía huir, quedó atrapado en la reja y a centímetros de caer. Efectivos de la Estación II y el GER llegaron al lugar y observaron que dentro de un patio interno, a la altura del primer piso, se hallaba el hombre atrapado. Ya en ese punto, los testigos habían avisado que se trataba de un ladrón que quería escapar. Las autoridades colocaron el colchón de salvamento por debajo del ladrón y dos efectivos -atados con arneses- lograron reducir al delincuente, quien cayó al vacío y quedó detenido por el personal policial.