Con alrededor de 100 vehículos, entre tractores y camionetas, productores autoconvocados del sudeste de la provincia de Córdoba y de la filial de Federación Agraria de Río Tercero salieron a la ruta ayer para protestar contra la suba de las retenciones a la soja, del 30 al 33 por ciento, medida que el gobierno nacional formalizó en el Boletín Oficial.

La protesta comenzó en horas de la mañana en la intersección de las rutas 36 y C-45 en la localidad de Altos Fierro, lugar desde el cual se desplazaron con sus maquinarias agrícolas hasta la avenida Circunvalación y Vélez Sarsfied, donde culminó la movilización en horas del mediodía.

En ese marco, el dirigente del sector rural Autoconvocados de Altos Fierro, Alejandro Dalmaso, cuestionó el rol de los miembros de la Mesa de Enlace nacional al sostener que no están tomando dimensión del sentir del productor". "Hacen negociaciones estériles mientras se aniquila al productor con la presión tributaria y el desdoblamiento cambiario , cuestionó.

Dalmaso pidió además el apoyo del gobernador cordobés, Juan Schiaretti, al reclamo que llevan adelante los productores. De hecho, se entregó al ministro de Agricultura provincial, Sergio Busso, un petitorio en ese sentido.

Por su parte, Adriana Cabo, dirigente de la Federación Agraria Argentina (FAA) de la localidad de Río Tercero, declaró a la prensa que "el hambre no es culpa del campo" porque "el campo aportó 175.000 millones de pesos desde el 2002 en concepto de retenciones a las exportaciones agropecuarias".