H oy se cumplen 18 años del asesinato de María Marta García Belsunce en el country Carmel de Pilar y aún no hay culpables. Su crimen, sobre el que tanto se publicó, se opinó y se juzgó, aún no tiene respuestas ni justicia. La socióloga de 50 años fue acorralada en el baño de su casa y le efectuaron seis disparos en la cabeza, cinco de los cuales penetraron en el cráneo y, el sexto, el "pituto" que fue arrojado al inodoro. Motivó la autopsia y dejó atrás la hipótesis de un accidente en la bañera.

Su viudo Carlos Carrascosa fue absuelto, aunque todavía hay un recurso en la Corte. Este año iba a comenzar el juicio a Nicolás Pachelo y dos ex vigiladores acusados del asesinato en la nueva investigación, pero por la pandemia quedó suspendido. El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro lo iba a realizar entre el 3 de agosto y el 14 de octubre, era el tercer debate oral por el caso, que tiene como presuntos coautores del homicidio al ex vecino Pachelo (44) -preso en el penal de Florencio Varela por una serie de robos en un country de Pilar- y a los dos ex vigiladores Norberto Glennon (55) y José Ramón Alejandro Ortiz (43). Los fiscales Andrés Quintana y Matías López Vidal tienen la hipótesis de que aquel 27 de octubre de 2002 María Marta fue ejecutada a balazos cuando sorprendió a ladrones dentro de su casa y los reconoció.

El primer el juicio fue en 2007, cuando condenaron por encubrimiento a Carrascosa. En 2009 el Tribunal de Casación lo condenó por el homicidio. Después de siete años de apelaciones, mientras él estaba preso, la Corte nacional ordenó una revisión integral de la causa y en 2016 un nuevo fallo detectó graves irregularidades en el proceso y lo absolvió. El fallo fue apelado por la Procuración General bonaerense, por lo que en 2018 la causa recayó otra vez en la Corte Suprema.

El segundo juicio fue en 2011. Dos de los hermanos, el cuñado, un vecino de la víctima y uno de los médicos de emergencia fueron condenados por encubrimiento. En mayo de este año el TOC 1 de San Isidro los sobreseyó al declarar la prescripción por el paso del tiempo.

"Sigo esperanzado, encontrar al asesino de María Marte me da motivos para vivir", dice a "Crónica" Carrascosa, quien acaba de publicar un libro, "Diario de un inocente. Un amor, una causa, una vida". "Necesito morir inocente", dice el viudo. "Cuando salí de la cárcel busqué que se reabriera la investigación y sucedió. Si la Justicia determinó que estas personas vayan a juicio está toda mi esperanza en que puedan probar lo que hasta ahora no se pudo probar. Sé que es muy difícil, han pasado ya 18 años de la muerte de María y sabemos que cada minuto que se aleja de ese día es una pérdida para la investigación. Tengo la esperanza en que de ese juicio salga toda la verdad", sostiene Carrascosa, que siempre tiene una foto de María Marta en los lugares donde vivió, incluso la prisión.

"Siento una gran tristeza por no saber qué pasó con mi hermana, quién fue y por qué la mataron. Una sensación de incertidumbre que no tiene fin", dice Irene Hurtig a quien en algún momento se la quiso imputar como coautora del crimen junto con su marido, Guillermo Bártoli, y Carrascosa. Su esposo fue condenado por encubrimiento, pero murió antes de ser sobreseído con el resto de la familia y de que la Justicia iniciara otra línea de investigación. "De la Justicia espero que haga su trabajo, como corresponde. No como hicieron con nosotros", sostiene Irene, que tras el crimen comenzó a estudiar y se recibió de abogada. También dejó de vivir en Carmel. En cuanto a si la serie que se va a estrenar por Netflix va a cambiar la visión de lo sucedido, respondió: "La verdad que no sé si la serie va a ayudar en algo. Lo que nosotros necesitamos es justicia, la serie no imparte justicia".

Ante la pregunta de qué siente frente a un nuevo aniversario del crimen de su hermana, John Hurtig dice a "Crónica": "Siento más en los cumple de María que en esta fecha, la verdad está fecha trato de pasarla de largo". Desde Córdoba, donde vive, en cuanto a qué espera de los jueces sostiene: "Eso, ¡justicia! Ojalá tengan para condenarlo".

En cuanto a la serie, considera: "Si está bien editada, va a servir para que la gente se dé cuenta del pescado podrido que le vendieron; si no, es más de lo mismo".

La vida de toda la familia cambió tras la muerte de María Marta, desde lo afectivo, lo económico y lo profesional. Ellos siempre dijeron que eran inocentes.

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos