B arcelona va tras los pasos de Lautaro Martínez, pero ¿esto significa que se desprenderá de Leo Messi? Massimo Moratti, ex presidente de Inter (Italia), sorprendió ayer al asegurar que no es imposible ver a la Pulga con la camiseta "nerazzurra", ya que su incorporación podría realizarse si el conjunto catalán toma al Toro como parte de pago.

En declaraciones a la RAI, Moratti, directivo interista entre 1995 y 2013, recordó que "en mi época, siempre intenté traer a Messi, pero no tuve suerte. Sólo espero que la familia Zhang (dueña de Inter) pueda hacer el sueño realidad".

"No es un sueño imposible ver a Messi en Inter, en absoluto. Tal vez ni siquiera lo era antes de esta desgracia (el coronavirus). Está en la recta final de su contrato (en Barcelona) y, sin duda, sería un esfuerzo tremendo traerlo aquí", agregó.

La llegada de Martínez al Barça va de la mano con la falta de acuerdo para renovar su contrato en el club milanés. "Lautaro es un buen chico que se preocupa por su carrera, pero vamos a ver si es parte de una operación para que lleguen jugadores más importantes, como Leo Messi", insistió el ex titular de Inter.

Sin embargo, el diario español Marca asevera que en Barcelona "ni se inmutaron por los dichos de Moratti", los que fueron interpretados como una estrategia para "desestabilizar la ‘operación Lautaro’". Así fue bautizada en España la negociación que el equipo culé lleva adelante con el representante del ex jugador de Racing.

Los directivos de la institución blaugrana están dispuestos a pagar su cláusula de rescisión y le ofrecerían a Lautaro Martínez alrededor de diez millones de euros por año, cifra que supera por más del doble la nueva propuesta de Internazionale.

Las declaraciones con las que Massimo Moratti se despachó ayer no fueron tomadas en serio por Barcelona, donde "están muy seguros de que Messi seguirá jugando en el club", subraya Marca en su edición digital.