El santuario de Lourdes cerró por primera vez en su historia, como consecuencia de las medidas que se están poniendo en marcha en Francia para frenar la pandemia del coronavirus. Así lo confirmó el rector del santuario en su perfil de Twitter.