Dos hombres de ciudadanía paraguaya fueron asesinados a golpes y machetazos en una vivienda de la localidad de José León Suárez. Una de las víctimas estaba maniatada y tenía su cuerpo parcialmente quemado. Se busca a un sujeto de la misma nacionalidad, que según testigos los había amenazado de muerte.

El hecho fue descubierto en un domicilio ubicado en La Cigüeña y calle 5, en un asentamiento llamado Independencia, en la misma zona donde fue encontrada estrangulada María Angélica Andrada, de 19 años, en jurisdicción de la mencionada localidad, del partido de San Martín, aunque los investigadores confirmaron que ambos hechos no están relacionados entre sí.

Fuentes policiales le informaron a "Crónica" que un llamado al número de emergencias 911 alertó sobre la presencia de dos cuerpos en el interior de una vivienda, por lo que personal de la comisaría 4a. de José León Suárez arribó de inmediato.

Las víctimas

Al llegar al lugar, los efectivos constataron que dos hombres, identificados como Eusebio Alberto Segovia Torres, de 52 años, alias "El Toro", y José Luis Benítez, apodado "Olimpero", ambos de nacionalidad paraguaya, yacían muertos.

Uno de ellos tenía la mitad del cuerpo quemado, sus manos atadas y en la boca tenía anudado un lazo, mientras que el otro hombre estaba tirado en el piso junto a una cama y con sangre en su cabeza.

Un vocero encargado de la pesquisa dijo que ambos fueron atacados a golpes de puño y que uno de ellos recibió machetazos en el cráneo.

Efectivos de Policía Científica realizaron los peritajes en el lugar, en busca de rastros o huellas de el o los agresores.

Las fuentes añadieron que un testigo señaló que un vecino de las víctimas, también paraguayo, había dicho que los iba a "matar" a raíz de una disputa, por lo que era intensamente buscado por la policía.

El hecho es investigado por el fiscal Fabricio Iovine, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1, de San Martín, quien dispuso la autopsia correspondiente. Se toma testimonio al entorno de las víctimas para determinar si ellos estaban al tanto de las amenazas, además de esperar los resultados de las pericias para ver si alguna arroja alguna huella.