Febrero fue un mes negro, según los número de Indec. Para el instituto de Estadísticas y Censos, la actividad industrial bajó un 0,8% respecto de igual mes del año pasado, mientras que la construcción retrocedió el 22,1% interanual. Con estas cifras, el sector fabril acumuló una baja del 0,5% en el primer bimestre del año, y la construcción una caída del 17,8%. Este resultado se dio a pesar de que en febrero la actividad industrial mejoró 1,2% respecto de enero, tendencia que también se repitió con la construcción, con una suba más modesta del 0,3%.

Durante febrero, el sector fabril mostró un comportamiento dispar, con algunas recuperaciones en la actividad respecto a igual mes de 2018, dentro de un nivel bastante bajo. Sin embargo, la baja del 14% en vehículos automotores, y autopartes, más otra del 14,1% en la producción de minerales no metálicos, vinculados a la construcción, determinaron hacia la baja el estimador de la industria.

En el caso de la construcción, el 46,1% de los empresarios que se dedica preferentemente a la obra privada, consideró que la actividad disminuirá hasta mayo, contra sólo el 8% que anticipó una mejora, mientras que el 45,9% restante no preveía mayores cambios.