El presidente Alberto Fernández se comunicó ayer, vía videoconferencia, con los comandantes conjuntos de Zonas de Emergencia. En su rol de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Fernández auditó las diferentes acciones de apoyo a la comunidad y asistencia humanitaria que se llevan adelante simultáneamente en todo el territorio nacional. También destacó el aporte de las Fuerzas Armadas y solicitó su colaboración respetando las leyes de Seguridad Interior y de Defensa Nacional.

El despliegue de las fuerzas será con la totalidad de sus efectivos en todo el país. Además, se anunció que este fin de semana saldrán dos aviones Hércules hacia Perú para colaborar con el retorno de argentinos al país.

El contacto se llevó adelante desde la Residencia de Olivos y contó con 14 oficiales superiores de las Fuerzas Armadas encargados de coordinar, en diferentes zonas de emergencia del país, tareas de reconocimiento aéreo y terrestre de posibles zonas de despliegue, alistamiento de medios logísticos y sanitarios así como también coordinación con autoridades para evaluación de riesgo.

Posteriormente, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, destacó que las Fuerzas Armadas "vienen trabajando desde un primer momento" en las medidas adoptadas por el gobierno para mitigar la propagación del coronavirus en el país, y explicó que, entre otras medidas, se pusieron los hospitales militares a disposición del sistema de salud, se están elaborando barbijos y alcohol en gel y, desde ayer, realizan un patrullaje aéreo sobre la ciudad de Buenos Aires, en el marco del primer día del aislamiento social, preventivo y obligatorio.